¡EL PRESIDENTE DONALD TRUMP METIO DE LLENO A COLOMBIA EN SU AMPAÑA DE REELECCIÓN !

DONAL PETRO

 El presidente estadounidense acusó a su rival Joe Biden de haber respaldado un plan, el proceso de paz, con el  que se rindió ante los narcotraficantes y permitió que los cultivos de drogas en el país se dispararan.

"Esa administración también negoció el terrible acuerdo Obama-Biden-Santos que se rindió ante los narcos y permitió que las drogas ilícitas se dispararan. Por eso mi administración se alineó con nuestros socios par alcanzar un nuevo esfuerzo para combatir la droga y desde abril hemos visto cómo se han decomisado más de 270 toneladas métricas de drogas", dijo el presidente durante un evento de campaña en Jacksonville.

 

Este jueves, durante dos eventos en la Florida, el presidente estadounidense acusó a su rival Joe Biden de haber respaldado un plan, el proceso de paz, con el  que se rindió ante los narcotraficantes y permitió que los cultivos de drogas en el país se dispararan.

"Esa administración también negoció el terrible acuerdo Obama-Biden-Santos que se rindió ante los narcos y permitió que las drogas ilícitas se dispararan. Por eso mi administración se alineó con nuestros socios par alcanzar un nuevo esfuerzo para combatir la droga y desde abril hemos visto cómo se han decomisado más de 270 toneladas métricas de drogas", dijo el presidente durante un evento de campaña en Jacksonville.
En otro momento volvió a repetir la idea pero en esta ocasión se metió con el senador  Gustavo Petro, a quien llamó "un socialista". "La anterior administración se rindió ante los narcoterroristas de Colombia. ¿Hay alguien de Colombia aquí? ¿Saben lo que pasa allá, cierto? Biden incluso ha recibido el respaldo del socialista Gustavo Petro. Nada bien, ¿cierto? Para nada un buen respaldo. Un exmiembro de la guerrilla M-19. No es un buen respaldo y él lo sabe. Pero bajo mi administración lanzamos un esfuerzo naval histórico que ha decomisado toneladas y toneladas de droga", afirmó el mandatario.


Si bien Trump ya venía hablando de Venezuela y Cuba, es la primera vez en esta recta final de la campaña que usa el tema de Colombia.

Y lo usó en Florida, un estado que puede ser crucial para su reelección y donde espera que lo respalden el voto latino y la comunidad colombiana.

Desde hace varios meses, los republicanos en este estado vienen pintando a Biden como un "socialista" que, de llegar al poder, impondría en EE .UU. un régimen similar al de los castro en Cuba y Nicolás Maduro en Venezuela.

Biden, por su parte, ha rechazado enérgicamente las acusaciones y sostiene que los republicanos están alimentando ese discurso para causar miedo entre los votantes.

El exvicepresidente, de hecho, dijo hace poco que de socialista no tenía un pelo y que antes derrotó al socialista de la contienda, que era el Senador Bernie Sanders.

Ha dicho, a su vez, que piensa apretar aún más al régimen de Maduro e insistirá en una salida democrática para la crisis en conjunto con las aliados regionales.

Prometió, de paso, que otorgaría de manera inmediata un estatus de protección temporal para los venezolanos que se encuentran en EE. UU. que les permitiría trabajar legalmente. Algo a lo que se oponen tanto Trump como los republicanos en el Congreso.

 

 

Trump plantea la posibilidad de retrasar las elecciones el mismo día que se reporta la mayor contracción económica de la historia de EE.UU.

 

 

 

 

 

DonaldTrump 1000x600

 

RedacciónBBC News Mundo

  • 30 julio 2020

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, planteó este jueves en su cuenta de Twitter la posibilidad retrasar las elecciones presidenciales previstas en su país para el 3 de noviembre. Y la tormenta política no se hizo esperar.

En un mensaje en su cuenta de la red social, el mandatario alegó que "el voto por correo universal" hará que esos comicios sean los más "inexactos y fraudulentos de la historia" y esto sería "una gran vergüenza para EE.UU.".

Una medida así, que no se ha dado ni en tiempos de guerra, requeriría la intervención del Congreso. Y desde el Legislativo algunos jerarcas del oficialista Partido Republicano rechazaron la idea.

A pesa de eso, ya en horas de la tarde, en su comparecencia diaria para hablar de la pandemia de coronavirus, Trump insistió en la posibilidad de retrasar los comicios.

"No quiero que se retrasen las elecciones pero tampoco quiero tener que esperar tres meses y luego descubrir urnas desaparecidas y que la elección no significa nada", dijo Trump.

El candidato que más añorará el puerta a puerta

 

1200px Joe Biden official portrait 2013 cropped

Joe Biden acaba de conseguir la nominación por la que ha luchado toda una vida, pero la pandemia le ha robado el tipo de política que mejor se le da, la del trato cercano.

Solo el dispositivo de seguridad revela que en un desvío de una carretera arbolada y serpenteante de Wilmington, una ciudad de 70.000 habitantes en el Estado de Delaware, se encuentra el cuartel general de campaña de Joe Biden. El vicepresidente de la era Obama acaba de convertirse formalmente en el candidato del Partido Demócrata para las elecciones de noviembre con la misión de evitar un segundo mandato de Donald Trump. Lo ha hecho sin salir de su casa, una gran propiedad que se encuentra al otro lado de un control y donde lleva recluido prácticamente desde que empezó la pandemia. Biden ha logrado lo que ansiaba desde hace décadas, la nominación, de la manera más extraña e inesperada que pudiese imaginar y se enfrenta a la batalla final con su mejor arma política desactivada: el trato personal.

La larga carrera de Biden se define en buena parte por el lugar donde la ha desarrollado, el segundo Estado más pequeño del país, un territorio de menos de un millón de habitantes donde la política se hace puerta a puerta, acordándose de aquel familiar enfermo, comprometiéndose a arreglar un bache de la carretera, acudiendo a restaurantes familiares puntualmente cada sábado.

“Venía a desayunar con sus dos niños, la gente se le acercaba a hacerles preguntas y él era amable con todo el mundo. Ha sido toda la familia siempre muy cordial. Beau, el hijo, era la sal de la tierra, un hombre excepcional, yo lo quería mucho”, dice August Muzzi, el dueño de Angelo’s Luncheonette, un pequeño restaurante decorado con fotografías de Elvi’s que lleva abierto 53 años, prácticamente, los mismos que Biden en política.

Nació en 1942 en Scranton (Pensilvania) pero su familia se mudó a Delaware en los cincuenta y por ese Estado salió elegido senador por primera vez en noviembre de 1972, a los 29 años. Pocas semanas después, su esposa, Neilia, y su hija de un año, Naomi, murieron en un accidente de automóvil en el que los otros dos niños, Beau y Hunter, resultaron gravemente heridos. Biden, que era el político revelación del momento, una joven estrella demócrata, acabó jurando el cargo en el hospital, junto a la cama de uno de sus hijos, en una de esas imágenes que han quedado grabadas para siempre.

Cinco años después se casó con una profesora de inglés, Jill Jacobs –hoy, Jill Biden– y tuvieron una hija en común, Ashley. Los chicos, que perdieron a su madre muy pequeños, siempre la consideraron también una madre. El primogénito, Beau, estaba llamado a continuar con la saga política. Veterano de Irak, fue fiscal general de Delaware y aspiraba al cargo de gobernador cuando un tumor cerebral le quitó la vida de forma fulminante en 2015. Tenía 46 años.

Es imposible no ligar estas tragedias a la cercanía y empatía que el veterano político sabe transmitir a los ciudadanos que se le aproximan, una especie de benevolencia sincera que los demócratas no se han cansado de elogiar estos días durante la convención que lo ha coronado como candidato.

¿Es esa la fórmula con la que uno gana las elecciones a la presidencia más poderosa del mundo en 2020? Pese a liderar los sondeos, parecía un precandidato poco prometedor en las primarias, fuera de tiempo. Entre más de 20 aspirantes de una diversidad sin precedentes y en un momento de giro a la izquierda del partido, acabó ganando un hombre blanco y católico de 77 años y discurso centrista, sin grandes golpes de efecto en los discursos ni la energía arrolladora que mostraban otros en el escenario.

Para entender el atractivo del Biden, había que esperar a verle después de los mítines, a ver la calidez con la que abrazaba a las familias de veteranos de guerra, en cómo hablaba largo y tendido con los ancianos, haciéndoles preguntas. Un día de diciembre, en San Antonio (Texas), pasó mucho más tiempo saludando a los asistentes del que empleó en hablar desde el escenario. Abrazar a hombres, mujeres y niños forma parte del oficio de político, pero no todos transmiten la misma autenticidad.

A posteriori, se viralizó un vídeo en el que habla con un niño con problemas de tartamudez el pasado invierno en New Hampshire. Biden, que también fue tartamudo, le pide el teléfono porque, comenta, suele trabajar con gente en esta situación, y dice que comprende lo que le pasa. “No dejes que esto te defina, eres un niño guapo y listo como el demonio y vas a superarlo. Sé que hay matones en el colegio que se meten contigo, eso pasará. Voy a pedir tu teléfono, no espero que contestes porque sé lo que te cuesta hablar por teléfono, pero te prometo que lo vas a superar”. Ese chico, Brayden Harrington, habló en la convención el pasado jueves, ante millones de espectadores. Se trabó un momento, pero siguió adelante.

Todo eso en lo que Joe Biden es mejor durante una campaña, en resumen, se lo está robando la crisis del coronavirus, que hace imposible el contacto cercano y los besamanos cuando precisamente el candidato en cuestión ha hecho de la prudencia en esta crisis uno de sus argumentos políticos frente al presidente, que ha tratado en todo momento de restar gravedad a la situación. “Si sale reelegido ya sabremos lo que pasará, el número de contagios y muertes seguirán siendo muy elevados, más negocios familiares cerrarán”, advirtió Biden este jueves durante su discurso de aceptación.

Enfrente, tiene a un hombre, Donald Trump, forjado en la telerrealidad y amante de las masas, que es capaz de hablar durante cerca de dos horas en un escenario, imitar voces, arrancar carcajadas, vociferar… También esos grandes shows le han sido arrebatados por la pandemia. De momento, Biden lidera holgadamente las encuestas, pero dos meses en campaña, los que faltan para el día de la elección, el 3 de noviembre, se antojan una eternidad. La próxima semana son los republicanos los que celebran su cónclave para coronar a Trump como candidato. Entonces se verá cómo se libre ese cuerpo a cuerpo, más en la distancia que nunca.

Las carreras frustradas

Joe Biden se postuló como candidato demócrata para la presidencia de Estados Unidos por primera vez en 1988 y la carrera acabó de un modo traumático para el senador, que se tuvo que retirar por una polémica de plagio. En 2008 volvió a probar suerte, pero el tirón de Barack Obama y Hillary Clinton evidenciaron que no tenía opciones y muy pronto, después del primer decepcionante resultado en los caucus de Iowa, 

se dio de baja y apoyó a Obama. Al ganar, este le hizo vicepresidente.

Pedro Vernot un artista con dos mentes

 

thumbnail IMG 4619

Por: Martín Bayona

El artista, Pedro Vernot

Dotado de una gran sensibilidad, el futuro artista aprendió a protegerse de la incomprensión de sus compañeros y otras veces de sus profesores a través del dibujo.

Estudió Publicidad y Mercadeo, en la Universidad Jorge Tadeo Lozano, en Bogotá, su alter ego del diseño lo ha acompañado durante toda su vida, tanto en su propia persona como publicista y en la forma de crear sus obras de arte.

 

thumbnail cc8e3e75 790e 4ae0 8a3b 7abde559ec48

El talento creativo de Pedro Vernot se quedaría por mucho en la publicidad y el marketing, en cualquier momento haciendo sus obras de arte siempre y no tardó en convertirle su vida en dos partes; la de hombre de negocios, laborando en grandes firmas de la publicidad y en sus momentos de quietud relajando su mente pintando obras proyectándose como un gran maestro de las artes plásticas.

thumbnail 007d0b1d 3ccb 467d 9e22 de90699c078c

 

Dicha evolución no pasa inadvertida ante los expertos del Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA), que deciden incluir una de sus obras, logrando su primera exposición colectiva.  Su pasión por la publicidad y su residencia en Miami, uno de los epicentros de sus primeras exposiciones artísticas, hicieron inevitable que este gran artista, hiciera parte del arte contemporáneo.

 

thumbnail daf3a064 7bd2 4de8 8538 0ffa3165fe99

 

Su obra, llena de contenido cultural y social, le inspiran a crear un universo de colores planos, contornos recortados, con toques de texturas o pinceladas de forma natural o pinturas al óleo que parecen reproducciones en forma de grabados. Talvez su estadía en ciudades como México D.C. influyó mucho en sus obras, sobremodo el muralismo de David Alfaro Siqueiros, José Clemente Orozco y Diego Rivera.

thumbnail bc053ccc 8f6b 456d 85e9 2524ac746b9f   thumbnail IMG 2518

 

Pedro Vernet, alista sus últimas 160 obras para dar otro recorrido por el mundo de las galerías. Talento sin límites y una insaciable necesidad de crear, refleja fielmente su personalidad y su inquietud talvez con la misma frase del gran maestro, Pablo Picasso:“cuando llegue la inspiración, que me encuentre trabajando”.

thumbnail 78951b6f 6ae6 4af7 bcc7 27a99721ed1d

 

 

thumbnail IMG 1912

 

thumbnail IMG 2329

 

thumbnail IMG 2510

 

 

thumbnail IMG 5773

1969 gabriel garcia marquez e sua mulher mercedes bacha garcia em barcelona os dois se casaram em 1958 e tiveram dois filhos ricardo e gonzalo 1397591029328 956x500este sábado a los 87 años en Ciudad de México, donde ambos construyeron un hogar que sirvió de inspiración para las novelas más emblemáticas del escritor colombiano. 

Barcha, conocida como la Gaba, estuvo casada 56 años con el ganador del Premio Nobel de Literatura, quien falleció el 17 de abril de 2014 en la capital mexicana, donde ambos vivieron en una casa en San Ángel, un histórico barrio en el sur de la ciudad en el que estrecharon lazos con los intelectuales del país.

   "Con mucha tristeza me entero de la muerte de Mercedes Barcha, mujer tenaz y generosa. Cómplice indiscutible de Gabo, madre de Rodrigo y Gonzalo. Nuestro más sentido pésame, vuelan mariposas amarillas", manifestó Alejandra Frausto, titular de la Secretaría de Cultura de México.    

La mujer, nacida en 1932 en el municipio colombiano de Magangué, se casó en 1958 con el también periodista, pero a principios de los sesenta se mudaron a México, donde tuvieron a su segundo hijo, Gonzalo.    

Además, fue en la capital mexicana donde García Márquez escribió durante 18 meses su obra más famosa, Cien Años de Soledad, de la que Barcha fue una de las principales inspiraciones, incluso reflejada en el personaje de Mercedes, la boticaria, una "mujer sigilosa y silenciosa".    

La influencia de la mujer también está plasmada en la icónica dedicatoria de El Amor en los Tiempos de Cólera, cuya primera página dice "Para Mercedes, por supuesto".    

"Murió Mercedes Barcha, inseparable compañera de Gabriel García Márquez. Hicieron su vida en México desde 1962. Sentidas condolencias a sus hijos Rodrigo y Gonzalo, familiares y amigos", lamentó Julián Ventura, subsecretario mexicano de Relaciones Exteriores.    

EL LEGADO EN MÉXICO    

La casa mexicana de García Márquez y Barcha fue el lugar en el que él recibió la llamada que lo notificó como ganador del Premio Nobel de Literatura en 1982.    

La mujer vivía ahora en la colonia (barrio) Jardines del Pedregal, también en el sur de Ciudad de México, donde empezaron a llegar flores apenas se conoció la noticia.    

A Barcha se le atribuye mantener a flote la economía de la familia mientras él escribía Cien Años de Soledad, pues incluso negoció el alquiler de la casa de San Ángel en lo que concluía la novela.  

 "A Mercedes Barcha le debemos Cien Años de Soledad. Ella vendió menaje de su casa para enviar el manuscrito para Argentina. Gracias, Doña Mercedes, por tanto", expresó la senadora Marcela Mora.    

La familia del propietario, Luis Coudurier, donó el inmueble a la Fundación para las Letras Mexicanas (FLM), que desde febrero busca convertir en la Casa-Estudio García Márquez para promover la creación literaria.    

García Márquez también tuvo una relación estrecha con Juan Rulfo (1917-1986) y Carlos Fuentes (1928-2012), dos de los escritores mexicanos más influyentes del siglo pasado.    

De hecho, la Fundación Juan Rulfo y el hijo del escritor mexicano revelaron en febrero la primera versión de un guion cinematográfico escrito por el colombiano para la adaptación de la novela "El gallo de oro", de Rulfo.    

El realizador Juan Carlos Rulfo, hijo del autor mexicano, dijo entonces a Efe que el texto es "uno de los primeros guiones que escribió Gabo", pero que el productor Manuel Barbachano "no lo contempló".    Si bien era sabido que García Márquez y Fuentes aparecían en los créditos como adaptadores del texto rulfiano, hasta ahora no había noticia de "un guión en solitario" redactado por el autor de "Cien años de soledad".    

HOMENAJE E HISTORIA    

El legado de Gabo en México fue tan notorio, que el Palacio de Bellas Artes albergó un homenaje con sus cenizas en abril de 2014, un acto reservado para los artistas más trascendentales del país.    Aunque las restricciones por COVID-19 impedirán un homenaje de cuerpo presente para la mujer, las instituciones culturales mexicanas han reconocido a Barcha de manera virtual.  

 "Lamentamos el sensible deceso de Mercedes Barcha Pardo, imprescindible compañera de vida del escritor colombiano Gabriel García Márquez", comunicó el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal).    A unos metros del Palacio de Bellas Artes, junto a la Casa de Colombia en México, está la Plaza Gabriel García Márquez, una muestra de que el recuerdo del escritor y el de su esposa yacerá en el corazón de la capital mexicana.